eMule

Intercambia todo tipo de archivos con este mítico P2P

eMule es un superviviente de la época dorada de los programas P2P y te permite descargar y compartir archivos con el resto de usuarios conectados a la red. Sí, todavía existe. Ver descripción completa

PROS

  • Inmensa cantidad de archivos compartidos
  • Mensajería instantánea y chat
  • Buen filtrado en las búsquedas
  • Completas estadísticas

CONTRAS

  • Configuración difícil
  • Baja velocidad de descarga
  • Servidores "trampa" con virus
  • Descargas que nunca terminan

Excelente
9

eMule es un superviviente de la época dorada de los programas P2P y te permite descargar y compartir archivos con el resto de usuarios conectados a la red. Sí, todavía existe.

Te conectas y empiezas a descargar

En eMule todo pasa por conectarte a la red, ya sea un servidor de eMule o a la red Kad. Parece fácil, pero hoy en día no quedan muchos servidores que sean de fiar y es casi imprescindible actualizar tu server.met.

Después, en la pestaña Búsqueda puedes buscar con total precisión lo que quieres descargar: audio, vídeo, documentos, imágenes, programas...

eMule no es un velocista como podría ser uTorrent u otros P2P. La velocidad de descarga generalmente no es muy buena pero, a cambio, sin prisa pero sin pausa, tiene acceso a un mayor contenido. Resulta idóneo para descargar cosas fuera de moda y que de ningún modo encontrarías en redes de Bittorrent.

eMule dispone además de algunas funciones que nos recuerdan que es un programa de otra era, como es el cliente de IRC integrado o los mensajes entre usuarios, además de unas útiles herramientas como el temporizador o la previsualización de vídeos.

No apto para novatos

eMule es un dinosaurio de la descarga P2P que ya era dificil de usar en su época. Hoy en día, con multitud de alternativas de uso mucho más sencillo e intuitivo, resulta difícil de usar para quienes no lo han usado antes.

Por ejemplo, eMule, de entrada, no logra conectarse a ninguna red. Deberás buscar por tu cuenta servidores que sigan funcionando, actualizar tu lista de servidores y lograr conectar a uno que funcione. Para ello, además, deberás haber configurado correctamente eMule para que use unos puertos que tengas abiertos para el PC que estás usando.

Solo para nostálgicos

Teniendo en cuenta lo desfasado que está, hoy en día eMule es útil para dos tipos de personas: nostálgicos, que quieren volver a ver y sentir este programa P2P que tanto usaron hace unos años y gente que realmente sabe lo que está haciendo, se conecta a un servidor específico y comparte archivos con una comunidad que conoce.

Si estás entre los primeros, anímate a instalarlo de nuevo. Sólo intentar hacerlo funcionar es todo un reto equiparable al nivel más intrincado de Angry Birds.

Cambios

  • Mejor funcionamiento en Windows 7
  • Muchas correcciones

— Opinión usuarios — sobre eMule

  • German Bermudez854288534

    por German Bermudez854288534

    "Lo maximo"

    De los mejores, rapido, amigable, que mas se puede pedir de una aplicacion. Más.

    analizado el 16 de febrero de 2017

  • 243690784

    por 243690784

    "guay"

    siempre me ha gustado y ahora lo necesito. estoy conforme de como trabaja y me gusta mas que otros que he tenido. Espero... Más.

    analizado el 15 de febrero de 2017

  • josemaria.burgos.39

    por josemaria.burgos.39

    "excelente!"

    He usado otros tipos como utorren, pero siempre vuelvo a la mula, para mi es la más útil!. Más.

    analizado el 12 de noviembre de 2015

  • "Venda negra."

    Bueno...lo instale y se me puso con la venda negra. Me gustaria saber como hacer para sacarla. Más.

    analizado el 23 de julio de 2015

  • josluismenndezgutirrez

    por josluismenndezgutirrez

    "de..."

    ok funciona muy bien sobre todo a mi que solo veo cine en el ordenador. Más.

    analizado el 25 de abril de 2015

  • Casetes

    por Casetes

    "Tenet fe, lo malo no durara siempre."

    es un buen programa, siempre i cuando se comparta. A pesar de que tiene un monton de archivos basura, pero somos duros d... Más.

    analizado el 13 de enero de 2015